Dos semanas de permiso retribuido para los que trabajan en sectores no esenciales

Escrito por Carlos Illán Ruiz - 21DEhoy agenCYA. 28 de marzo de 2020, sábado.

El presidente del Gobierno de la Nación, Pedro Sánchez, ha anunciado esta tarde que se los empleados de empresas que llevan a cabo labores no consideradas indispensables durante el ‘Estado de alarma’ no tendrán que ir a trabajar del 30 de marzo al 9 de abril, ambos inclusive, pero cobrarán esos días, cuyas horas recuperarán de forma progresiva en el futuro. Realmente se trata de dos semanas, pues concluye el Jueves Santo y los días siguientes son festivos.



Pedro Sánchez ha indicado que los trabajadores aludidos recibirán su salario con normalidad, “para después ir recuperando las horas de forma paulatina. El objetivo es descongestionar las unidades de cuidados intensivos de los hospitales y que la movilidad del país durante este tiempo sea la misma que se está registrando durante los fines de semana”, ha expresado. Serán once días más los tres últimos festivos de Semana Santa, con lo que son dos semanas, "pero ocho días laborales”, ha matizado el presidente del Gobierno.

Sánchez ha destacado que la sociedad está llevando a cabo “el mayor ejercicio de solidaridad de la historia de España” y que en pocos días espera ver resultados “del esfuerzo que estamos haciendo desde el inicio. Sacrificio, resistencia y moral de victoria. Vienen días duros, amargos y tristes, pero decisivos. Un día más es un día menos”, ha añadido.

Ha llenado de elogios a todos los que dan “la talla estos días y los responsables públicos debemos dejarnos guiar por ellos ante el único enemigo que es el virus y sus consecuencias”, ha manifestado, para después efectuar alusiones a las críticas que le llegan de partidos de la oposición y de algunas comunidades autónomas. “Unos extienden el miedo y buscan culpables y otros trabajamos por la unión”. Más adelante comentó que es un gobierno "muy respetuoso con las autonomías".

En el capítulo de preguntas que le han formulado los periodistas, por vía telemática, ha indicado que los medios de comunicación sí están considerado como trabajos esenciales en esta crisis sanitaria.

Ha informado que se están efectuando de quince a veinte mil test diarios, lo que puede tener influencia en el aumento importante de cifras diarias, para después hacer hincapié en la preocupante situación de las plazas de UCI, donde la estancia de los enfermos por coronavirus suele conllevar bastante tiempo.

Más adelante ha vuelto a abogar por una respuesta conjunta europea para salir de la posterior crisis, "como un Plan Marshal que abarque cambio climático, digitalización, recursos económicos... y que se prepare para afrontar futuras pandemias", ha apuntado. También ha dicho que no se puede salir con mayor endeudamiento y que los bonos europeos del coronavirus debían llamarse 'bonos de reconstrucción', "este virus está azotando a todas las economías europeas y sólo será efectiva la respuesta europea a un problema común y solidaria. El Covid-19 no atiende a fronteras".

Otro dato aportado es que España lleva invertidos 628 millones de euros en la adquisición a China de material sanitario, "pero creanme de que estamos haciendo lo imposible por conseguir mucho más".

Sobre el fiasco de los test rápido contratados a una empresa irregular china y que hubo que devolver, se le ha preguntado si alguien asumirá esa responsabilidad. En su respuesta no ha contestado a la pregunta concreta. "Es un caso muy particular que se devuelve al proveedor y que lo reemplazará. En esta crisis se puede quedar en el reproche o en buscar soluciones para vencer al Covid-19. Tan importante es comprar fuera como autoabastecernos en España y en eso estamos también", ha apuntado. 
 

Imprimir