El IES María Cegarra más pacifista

Escrito por IES María Cegarra. 31 de enero de 2020, viernes.

El instituto unionense celebró, de manera masiva por parte del alumno y del personal del centro, el 'Día de la paz y de lan o violencia'. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Fue una jornada muy emotiva, en la que se llevaron a cabo diferentes actividades, entre ellas musicales y la lectura de un manifiesto con el fin de simbolizar y concienciar a toda la comunidad educativa la importancia actual de educar y  vivir este valor tan humano. También recordó el 75 aniversario del fin del holocausto judío y de todas aquellas víctimas de la violencia sin sentido"

¿Qué es la paz? ¿Es solo la ausencia de violencia o de guerras? ¿Es un gran sueño imposible? ¿Por qué recurrimos a la violencia para solucionar nuestros conflictos? Durante estos días hemos tratado de encontrar respuestas para estas preguntas.

Un mundo en paz es mucho más que un mundo sin guerras, es un mundo en el que reine la justicia, la solidaridad y el respeto a los otros. No es un asunto lejano en que no estamos implicados. Al contrario, es un gran proyecto en el que todos tenemos algo que aportar, porque solo habrá paz verdadera si la construimos entre todos.

Si todos empezamos a trabajar hoy por la paz en nuestro entorno cercano, en nuestras cosas de cada día, pronto el sueño se habrá hecho realidad en el mundo entero.

¿Cómo podemos hacerlo?

Podemos poner paz en nuestros pensamientos y sentimientos:
aceptar las diferencias entre nosotros, valorando la diversidad como
una riqueza;
eliminar de nuestro corazón el odio y el rechazo, buscando caminos
de acercamiento;
acoger a los que vienen de fuera con cariño y generosidad, ser amigos tolerantes e intentar perdonar las equivocaciones.

Podemos sembrar paz con nuestras palabras:
ser prudentes al hablar de los demás,
olvidar los insultos y las expresiones que sabemos que harán daño,
evitar las mentiras o rumores que perjudican a las personas que nos
rodean;
tratar de no responder con violencia, aunque nos provoquen, sino
encontrar la manera pacífica de resolver los problemas.

Podemos construir la Paz con nuestros actos:
controlar nuestros momentos violentos, no recurrir a la fuerza para hacer valer nuestra opinión o nuestro modo de ver las cosas;
respetar los derechos de los demás tanto como esperamos que se respeten los nuestros;
proteger y defender a quienes son víctimas de injusticias o agresiones,
trabajar por el bien común y no solo por el nuestro particular;
cuidar el planeta en el que vivimos todos pensando que es nuestro hogar común.

No son cosas tan difíciles de conseguir, sobre todo si nos ayudamos unos a otros. Estamos convencidos de que la paz es posible, empecemos a construirla entre todos.

 

Imprimir