Esperaron a que se retirasen los agentes para liarse a palos

Escrito por Carlos Illán Ruiz - 21DEhoy agenCYA. 1 de agosto de 2019, jueves.

La violencia, tras un año ausente, regresó a Portmán durante la celebración de sus fiestas patronales. A las cinco y media de la madrugada se marcharon del lugar quince agentes de Guardia Civil, Linces y Policía Local, surgiendo entonces dos peleas multitudinarias. Valga el dato de que en unos minutos fueron 25 llamadas las registradas al servicio de Emergencias 112.



Las peleas entre grupos o bandas de jóvenes mancharon las fiestas portmaneras en 2017. Un año más tarde no hubo que lamentar este tipo de capítulos, pero este año vuelven a escena, otra vez en la 'Noche local', la que dedica el programa festero a los jóvenes.

Las medidas preventivas abarcaban a quince agentes de los grupos especiales 'Lince' de la Benemérita, Guardia Civil y Policía Local, pero a las 5.30 horas se marcharon por concluir turno. Poco después se desataron las peleas, siendo dos las batallas campales que los testigos señalan que tuvieron lugar.

Fueron avisadas las fuerzas de seguridad, aunque en ese caso ya los efectivos eran menos, con dos agentes municipales de La Unión y cinco de los cuarteles de la Guardia Civil de Cartagena y de Fuente Álamo. También se desplazaron al lugar ambulancias.

El balance fueron muchas policontusiones como consecuencias de puñetazos, patadas y lanzamientos de objetos, entre otras actitudes violentas. Dos personas fueron atendidas por golpes con heridas sangrantes sufridas en la cabeza. Uno se desplazó a Urgencias del hospital de Santa Lucía en ambulancia y otro decidió hacerlo por sus propios medios.

Según comentarios diversos de vecinos y testigos, los violentos jóvenes esperaron que se marcharan los cuerpos de seguridad para pelearse. También nos apuntan que había un grupo venido de fuera de Portmán y que resultó herida una persona ajena a estos enfrentamientos.


Imprimir