Las cruces de mayo que brotan desde la unión vecinal

Escrito por Carlos Illán - Marian.G - 21DEhoy agenCYA. 3 de mayo de 2020, domingo.

Salir a las ocho de la tarde a aplaudir a los sanitarios que luchan contra el Covid-19 fue el detonante. A partir de ahí, un buen número de residentes de la calle Tetuán desplagaron una encomiable unidad y un derroche de imaginación desde sus ventanas y balcones con iniciativas como una singular Semana Santa y ahora, en este ‘puente de mayo’, la fiesta de las cruces de mayo, aderezada por música, un gran arroz y mucha simpatía. Olé.

'la-union-ciudad-del-cante-y-minera.es' ofrece a los lectores un reportaje audiovisual del ambiente:
 


Desprenden un inmenso buen rollo. Son una piña y están a partir de un piñón. Son los vecinos de la calle Tetuán, en el corazón urbano de La Unión. Cuando el ‘Estado de alarma’ trabajo el confinamiento comenzaron a encontrarse cada día a las 20 horas, desde sus balcones y ventanas. Se unían para lanzar aplausos de gratitud a los ‘héroes del coronavirus’. Después prolongaron las quedadas a la celebración de bingos y cuando llegó la Semana Santa fueron a más, montando una singular procesión, como los lectores de este diario pudieron conocer a través del artículo:


Pero no se detuvieron ahí. El confinamiento era otro formando una ‘gran familia’ y el pasado viernes montaron su particular fiestas de las Cruces de Mayo, que expirará esta noche. Cruces variadas y alguna tan imaginativa como la elaborada con tapones de corcho, al igual que un gran rosario. Cadenetas de colores que enlazan las fachadas, mantones, trajes de faralai de papel, vestuarios con aires rocieros, mucho colorido, banderas de España, brindis, música y la animación de su particular locutor. Con una cuerda y una cesta han bajado a ras de calle chatos de vino para invitar a amigos viandantes y entre ellos la simpatía circula de hogar en hogar por su vía exterior.



Además, la vecina calle del Paso también está involucrada. Allí ha estado María Rosa, quien ha elaborado un gran arroz de pollo y costillejas para 33 personas que han degustado los vecinos, siempre salvaguardando las medidas de seguridad para evitar contagios en el supuesto de alguno portase el virus.

Genera mucha satisfacción personal y colectiva la unidad de un grupo humano y estos vecinos no quieren que se apague la llama, por lo que ya planean nuevos objetivos, como pudieran ser montar ‘los sanfermines’ en su calle o formar una peña en las fiestas. El motivo será lo de menos, lo importante es mantener esa familia surgida en los tiempos del Covid-19.





El portal unionense 'la-union-ciudad-del-cante-y-minera.es' que administra Juanjo Carrillo tiene un acceso directo en este diario a través de la pestaña 'La Unión de Vídeos' que figura en la parte superior de este diario y en el bánner de la columna.

Imprimir