"El flamenco actual se gestó y pulió en Nueva York"

Escrito por Carlos Illán Ruiz. Fotos: Antonio Meroño 'Jayam'. 6 de agosto de 2019, martes.

José Manuel Gamboa presentó el libro '¡En er mundo!', con el que reivindica el esfuerzo de los españoles que salieron al extranjero porque en su país no los entendían y cómo este arte "arrastraba masas" en Estados Unidos y tenía a París como referencia para las contrataciones de artistas.



Realmente, '¡En er mundo!, de como Nueva York le mangó a París la idea moderna del flamenco' es el nombre completo del libro que ayer presentó este agitador flamenco que, en su día, formó parte del proyecto de declarar al flamenco como patrimonio de la humanidad y que trabajó este libro durante una década de búsquedas en documentario histórica "sin internet", como aclaró.

Gamboa afirmó que el flamenco "es de quien lo trabaja, y ahí no valen políticos ni opinadores, depende de artistas y del pueblo". Después expuso que con este libro quiere llevar a cabo un reconocimiento "al esfuerzo de los que han salido al extranjero, donde no tenían el calor de su gente, para reivindicar el flamenco".

Habló de los orígenes, apuntando que llegó a Estados Unidos en el siglo XIX, y recordó a Carmencita, cuñada de 'Rojo, El Alpargatero', "una bailaora que arrastraba masas y que fue la primera flamenca con un libro dedicado".

La primera parte del libro se centra en los que, con escasos recursos económicos, viajaron en barco hacia otras tierras, mientras que la segunda es el avión el medio de transporte y ya son personas de prestigio. Ahí están Vicente Escudero, la Argentina, Antonio Bilbao, la Argentinica, Carmen Amaya...



Gamboa explicó que el flamenco era motivo de críticas ilustradas en el New York Times y que las vanguardias artísticas apoyaban a los que creaban arte desde su pobreza. "Con este libro quiero dar a conocer sobre personas que se marcharon de España porque aquí no los escuchaban. Entonces, para aprender a bailar había que ir a París, donde también se llevaban a cabo todas las contrataciones".

Puso énfasis en reconocer que el flamenco "de hoy en día se gesta y se pule en Nueva York, pues ahí también se aprende a vestir y a colocar los focos".

La Argentinica falleció y su cuerpo vino a España para ser enterrado. Vinieron otras artistas, como Pilar López, y es cuando el flamenco comienza a extenderse con estos artistas por nuestra geografía. Es el tercer capítulo del libro, que se fija a partir de 1964 y en el que son protagonistas, entre otros, Antonio 'El bailarín' y Carmen Amaya, además de un Antonio Gades que es coronado en la feria mundial de Estados Unidos, a la que popularmente se conoció como 'Feria de España', indicó Gamboa. "A partir de entonces el flamenco arrasó".


Imprimir