Momentos de tensión ante la ‘Catedral’

Escrito por Carlos Illán Ruiz. 7 de agosto de 2019, miércoles.

Durante el desarrollo de la gala que anoche acogió el Festival del Cante de las Minas se produjo un altercado en la puerta principal con numerosas personas agolpadas que querían entrar, estando las puertas cerradas. El incidente obligó a intervenir a agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local.


El altercado, que ha recorrido redes sociales con comentarios y vídeo, tuvo lugar durante la actuación de Farruquito. Muchas personas con entrada trataban de entrar y viendo que pasaban los minutos, empezaron a mostrar su malestar con comentarios y gritos, abogando alguno por hacerlo a la fuerza. El asunto se resolvió cuando se autorizó el acceso y pudieron entrar todos. 


Comentarios diversos al respecto han circulado durante la jornada de hoy, algunos de los cuales han llegado a esta redacción. Unos apuntan a que pudo producirse un exceso de pases entre entradas (muchos salen al exterior, por diversos motivos, entre las actuaciones de los dos artistas de la gala y luego regresan), invitaciones e, incluso, fotocopias de entradas que habría desbordado el aforo interior. Otros indican que el motivo es que la organización sólo deja entrar o salir de la Catedral del Cante en los descansos entre actuaciones, nunca cuando hay un artista en el escenario y que en esos momentos seguía actuando un bailaor, que era quien enlazaba la actuacióin de El Granaíno con el Farruquito en el escenario y que al no producirse ese alto se mantuvo el cierre de puertas.

Esta redacción ha tratado de recabar la versión oficial de la organización esta mañana, sin éxito por ahora. El alcalde, en Onda Cero, ha expuesto que no hubo descanso y que todos deben entender que existen unas normas que hay que respetar, como que no se puede entrar o salir si se está actuando, pues molesta a los que están en el escenario. También ha indicado que no hubo detenidos ni heridos y ha restado importancia al suceso señalando que fue un hecho puntual por esa circunstancia de que muchos pensaron que había un descanso y salieron al exterior.

Imprimir