El tablao exterior cada vez tiene más poder de atracción

Escrito por Carlos Illán Ruiz. 21DEhoy agenCYA. 8 de agosto de 2019, jueves.


El ‘Cante en la calle’ está contando en esta edición con más afluencia de público que en sus tres primeros años. La Unión de Hoy ha hablado con vecinos y visitantes durante la brillante actuación de las alumnas de ArteDanza sobre esta iniciativa, que es elogiada por todos.


Uno de los retos del Festival Internacional del Cante de las Minas es conectar cada vez más con los residentes en el municipio, pues no sólo del exterior debe vivir un certamen de esta envergadura. Ése fue el objetivo de acercar el flamenco a los vecinos durante estas tan señaladas fechas de agosto. Poco a poco se ha hecho fuerte esta gratuita propuesta de la programación y en esta edición los asientos se han completado en todas las sesiones, que suelen tener lugar por las tardes, entre las 20.30 y las 21.30 horas, cuando ya está cayendo el sol.

El periódico de La Unión ha sido testigo de ese origen y evolución, pero también ha querido escuchar a las personas que acuden a ver las actuaciones que se llevan a cabo en el tablao ubicado junto al monumento al minero, en la entrada de la plaza Joaquín Costa, convertida en la Avenida del Flamenco en estas flamencas fechas.



Sonia, Marieta y Rosa coinciden en afirmar que esta propuesta dirigida a los vecinos “está muy bien, pues supone que el Festival sea más participativo, ya que no todos pueden asistir a las galas del Mercado Público. Este escenario en la calle es beneficios tanto para vecinos como para visitantes”. Eva, por su parte, afirma que el ‘Cante en la calle’ “pone el Festival al alcance de todos y es una oportunidad para que la gente de aquí lo vivamos más”.

Jaime se enteró de que se instalaba un escenario en la calle a través de nuestro diario, pero no fue hasta el siguiente año cuando acudió por primera vez. “El cantaor no es que fuera nada del otro mundo, pero me gustó mucho la experiencia de escucharlo a cielo abierto y apenas he faltado desde entonces”. Un matrimonio, al que preguntamos también, expresa que está “muy bien esto de sacar el flamenco a la vía pública, pues así lo tenemos al alcance”.



José Antonio, cuando le presentamos la cuestión, aprovecha para una petición mayor: “Esto está muy bien, pero falta más. El centro de La Unión tiene que respirar flamenco por los cuatro costados y se podían hacer muchas más cosas. Por ahora, sólo en la plaza Joaquín Costa hay festival”.

También tuvimos ocasión de encontrarnos con tres personas de procedentes muy dispares, pero unidos por la amistad. Se trata de un hombre de Cáceres y dos mujeres de Italia y de México. Suelen acudir cada año al Festival del Cante de las Minas, pero es la primera vez que coinciden con el ‘Cante en la calle’. “Nos ha gustado mucho, está muy bien, pero debería tener más publicidad, pues si no parece restringido. Debería conocerlo más gente y así se podría venir a La Unión bastante antes de las actuaciones en la Catedral del Cante”.



Este año han pasado por el escenario cantaores, bailaores, palmeros… y un grupo con ADN unionense que cada vez cautiva más a los espectadores por su calidad. Estuvieron en la jornada prólogo y ayer comparecieron otra vez ante el público durante el Festival. Su baile ya es de muchos quilates y, además, cuidan mucho de los detalles. Valga como ejemplo ver los abanicos (creados por David López) a juego con los fajines. Aunque sean de aquí (pocos son profetas en su tierra), ArteDanza es un lujo para La Unión y su flamenco. Todos los que vienen de fuera y las ven quedan ‘enganchados’. Se lo merecen. 


Imprimir