Domingo, Agosto 18, 2019
   
Text Size

Susto y reacción

Nada más acabar el concurso de troveros y cuando se le estaba dando el premio a El Taxista, un asistente comenzó a sufrir convulsiones debido a un ataque epiléptico. Tres agentes de la Policía Local y algunos presentes acudieron en su auxilio. Llegó a morderse en la boca, pero gracias a un bolígrafo (antge la ausencia de una cánula de guedel) que se le colocó, la situación pudo ser controlada.



Después llegó una ambulancia y la persona afectada pasó a ser tratado en el lugar por los sanitarios.

© 21DEhoy agenCYA - launiondehoy@gmail.com - Telf: 968 92 22 63 - 608 48 90 63

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information