Sasa Barón: "Sólo con entrenar con la selección española ya me voy a volver loca"

La joven unionense expresa con esa frase la inmensa ilusión que le ha hecho estar en la convocatoria del equipo español absoluto para la Liga Europea, además de que considera que no hay sueños imposibles y que luchará por conseguirlos en un deporte del que ha aprendido de todos los entrenadores que ha tenido. Integrante de una familia que vive a tope el voleibol, no escatima elogios a los valores que ha obtenido en 'su casa'  de la AD Algar Surmenor y destaca su grata experiencia este año en el Cajasol sevillano.    



Isabel Barón Barceló cada vez escribe con letra más gruesa su nombre en la historia del deporte unionense, en este caso con el voleibol como marco. Su nombre ha sido elegido por el seleccionador nacional femenino para la convocatoria de la que saldrá el equipo que defenderá a España en la próxima Liga Europea. Su ilusión es máxima, lo que no oculta: "Sólo con estar en los entrenamientos ya me voy a volver loca. Ha sido una alegría inmensa, total", expresa la joven a nuestra redacción.

'Sasa', apodo que también la identifica desde corta edad, está radiante de felicidad, pero reconoce que en el deporte no renuncia a nada. "Uno de mis sueños era llegar a la selección española, quizás no tan pronto, pero era un objetivo. Me gusta conseguir enseguida lo que me propongo, pero en este caso no lo esperaba de forma tan rápida", indica quien ha apostado con fuerza e ilusión por su trayectoria deportiva, eso sí, sin olvidar los estudios.



Isabel Barón, quien el próximo 9 de junio, 'Día de la Región de Murcia, cumplirá 22 años, es la menor de seis hermanos de una familia que reside en el corazón de la ciudad de La Unión, en la zona de 'El Punto', que inició sus estudios en Carmelitas, los continuó en el instituto María Cegarra y saltó a la Universidad de Murcia para obtener la licenciatura en Educación Primaria, para lo que le queda sólo un año.

Ahora vamos al terreno deportivo. ¿Por qué juega al voleibol y no a otro deporte?, le preguntamos y en su respuesta 'culpa' a Juan Sáez, pilar en el gran trabajo llevado a cabo en este deporte la AD Algar Surmenor y en las categorías de base del vecino pueblo y de La Unión. "Mis tres hermanas han jugado al voleibol y yo asistía a verlas. Un día, Juan Sáez le dijo a Mamen que iba a crear un equipo de base y que me propusiera apuntarse. Ni lo pensé. Llamé a una amiga y nos metimos las dos. Entonces tenía unos nueve o diez años de edad... y aquí sigo", explica.

Fue cumpliendo años y pasando de categoría con el Algar Surmenor hasta debutar en la máxima categoría nacional, la Superliga Femenina. "Fue con Andrés Colin como entrenador y frente a La Laguna de Tenerife", recuerda. De eso no hace mucho, pues fue en 2019 y entonces ya decía ella que era todo un sueño.

Juega de líbero, posición a la que bien se adapta por su estatura y reflejos. "Me gusta defender y soy rápida, además de que también me atrae mucho en la pista el balón", expone.

Sasa no escatima elogios hacia los entrenadores que ha tenido, considerando que todos le han servido para mejorar. Destaca a Esther López, "es un referente del voleibol español y gran persona. Me entrenó mucho y pienso que gran parte de lo que soy es por ella". Esa leyenda viva del voleibol español también influyó en que, hace un año, Isabel Barón entrase en la onda del CV Esquimo Cajasol Vóley Dos Hermanas de Sevilla. "La primera llamada del presidente del club, en abril, me sorprendió, pues la temporada con el Surmenor había sido regular. Me dijo que su equipo también era humilde y familiar, pero que habían empezado a dar forma a un proyecto en el que yo encajaba perfectamente. Les dije que no aceptaba, pues quería seguir con los estudios en la universidad de Murcia. Sin embargo, otra vez sin esperarlo, me volvió a llamar en agosto. Pensé que no era normal llamar dos veces a la misma jugadora y que de verdad estaban interesados en mi, por lo que hablé de esa posibilidad con mis padres y me dije que no iba a desaprovechar la oportunidad. En ningún momento me he arrepentido de esa decisión", expresa, explicando que tuvo que aparcar los estudios al ser tarde para el traslado universitario, pero que esa faceta la reactivará de cara al próximo curso.



Otra vez estaba en la élite del voleibol y la experiencia ha sido muy buena, "pues eramos una plantilla joven, en el que la mayor tiene 26 años de edad. No empezamos bien, cayendo a puestos de descenso, pero el equipo se fue haciendo con el avance de la temporada y en la segunda vuelta hemos ganado todos los partidos salvo con los tres primeros clasificados y hemos acabado séptimas. Sufrimos, pero nos ha dejado muy buen sabor de boca, parecido al que tuvimos en la primera campaña en la SF1 con el Algar Surmenor", indica.

El Surmenor lo lleva inyectado en su ADN. "Es mi casas, es donde me he criado en el deporte. Si no fuera por un loco del voleibol como Juan Sáez, hoy no estaría aquí. De todos los entrenadores que he tenido he ido cogiendo cosas cada año y del club, en global, he asumido muchos valores, como lo que es ser un equipo, la humildad, que hay que entrenar cada día para conseguir lo que pretendes... Además, tiene una afición que es la hostia. Todo en el Algar Surmenor es una gran familia", afirma Sasa, quien es la segunda jugadora de este club que alcanza la internacionalidad, siendo el precedente la cartagenera Carlota García Conrado, quien ahora milita en el Menorca. "Estar en la selección con ella es un lujo", asevera.

Volviendo a su año en el club sevillano, también remarca que su entrenador, José Manuel González 'Magú', "es una persona muy querida en la entidad y muy buen técnico. Me dijeron que iba a aprender mucho de él y le estoy superagradecida. Ha tenido mucha confianza en mí y siento que he cogido mucha experiencia", comenta, apuntando que comenzó la temporada siendo la única líbero del equipo, lo que también suponía una presión extra y que, en alguna ocasión, tuviese que jugar con algunas molestias al no tener relevo, "pero soy de La Unión, tengo familia minera y lo saco todo adelante, eso sí, con el apoyo de unas compañeras que han sido espectaculares".  

Ahora vamos a la siguiente gran noticia, pues Sasa parece que no para de encadenar alegrías. Se enteró de que estaba en la lista de 26 jugadoras de Pascual Saorín mientras estaba en familia celebrando el cumpleaños de su hermana Mamen. "Me llamaron desde la Federación Española y me preguntaron mi disponibilidad y si estaba dispuesta a participar. Acepté invadida de emoción. Me puse muy nerviosa y lo celebramos con toda la familia, pues tengo la suerte de que en mi casa siempre hemos vivido a tope el voleibol".



Después de ese primer paso hacia ese sueño de lucir la elástica nacional, llega el segundo. De la lista de 26 jugadoras han sido convocadas 16 para entrenar en el centro de alto rendimiento de San Cugat, en Barcelona, del 9 al 22 de mayo. En esa relación está Sasa Barón, quien ahora está ilusionada en que ese momento tan especial pueda llegar el día 25 frente a Francia en Dunkerke. "Sólo con ir a los entrenamientos ya me voy a volver local, además de que entrenar con una persona tan importante en este deporte como Pascual Saorín (por cierto, natural de Abanilla) ya es una inmensa alegría. Todo es ilusión", remarca.

Por último, le preguntamos por más objetivos que se haya fijado en el voleibol, como, por ejemplo, acudir a unos Juegos Olímpicos. Responde es ese nivel "es muy difícil, pero nada es imposible. Soy muy joven y, mientras pueda, pienso en cumplir los sueños", concluye quien, por lo que pudimos percibir en la conversación que mantuvimos con ella, tiene un desparpajo y valentía alegre en su oratoria que contagia y que, a buen seguro, también traslada a su juego.

 

Imprimir Correo electrónico

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.